El pie en el zapato de tacón

El pie tiene tres puntos principales de apoyo: el talón y los huesos del metatarso: primero y quinto. Pero los tacones altos fuerzan la posición del pie, que dista de ser natural, así que si te gusta caminar con tacones, …

09.01.2017
main

El pie tiene tres puntos principales de apoyo: el talón y los huesos del metatarso: primero y quinto. Pero los tacones altos fuerzan la posición del pie, que dista de ser natural, así que si te gusta caminar con tacones, los zapatos deben estar perfectamente alineados y ser cómodos.

La altura del tacón también tiene significado y debe corresponder a la longitud del pie, los de 10 centímetros son una carga demasiado grande para el pie de tamaño 35, todo el peso de nuestro cuerpo se mueve hacia los dedos. Con el pie de tamaño 40 ya nos podemos permitir un tacón más alto teniendo en cuenta, sin embargo, los riesgos potenciales. Resumiendo, los zapatos de tacón nos elevan el talón y el peso de nuestro cuerpo embarga en la parte delantera de nuestro pie, por eso, el uso de tacones altos conlleva un riesgo. En medio del metatarso, que naturalmente no está diseñado para soportar una gran presión, pueden dar lugar los callos, también la sobrecarga de los ligamentos o el tendón de Aquiles. Evita los zapatos de tacón alto o muy alto a diario, en una palabra, los zapatos que no dan la estabilidad al andar. De esta manera no forzamos tanto el ligamento responsable de nuestro equilibrio y estabilidad.

Por otro lado, si llevas los tacones muy altos diariamente los músculos de tus pies y los muslos se adaptan a llevar todo el peso del cuerpo en la parte delantera y cuando de repente se pasa al zapato plano eso puede provocar el dolor en talones y pantorrillas.

Escozor del pie – consecuencia de tacones altos

El escozor del pie es normalmente el resultado de su sobrecarga, muchas veces efecto de andar en tacones demasiado altos. Los tacones llevan a la deformación del hueso del metatarso, los huesos se extienden llevando al pie plano y así al muy molesto escozor durante un andar largo o cuando se está de pie. Este problema se puede aliviar usando plantillas de gel, que se ponen en la parte delantera del zapato. Lo mejor en esta situación es disminuir el andar en zapatos de tacón alto. Los ortopedas indican que aparte de la deformación del pie, los zapatos de tacón alto provocan la contractura del músculo de la pantorrilla, causando la distorsión del funcionamiento del bombeo muscular que lleva la sangre desde las piernas hacia el corazón. En casos extremos, esta sobrecarga se puede transmitir a las rodillas, caderas y columna lumbar.

Entradas recomendadas

blog
Privado: Sudoración de los pies

La mayor densidad de las glándulas sudoríparas en …

Leer más
blog
El tiempo de las sandalias – Mostramos nuestros pies en primavera

Llevar zapatos abiertos te obliga a tener los …

Leer más
blog
¿Cómo elegir correctamente el calzado?

La fabricación de unos zapatos buenos para las …

Leer más
blog
Hinchazón de las piernas

Las piernas hinchadas son el resultado de la …

Leer más